• Una campaña de educación ambiental en los tres colegios de Soto con el objetivo de fomentar el reciclaje y el residuo 0
  • Se están llevando a cabo las primeras actividades de concienciación en las aulas de primaria (de 1º a 6º, con un total de 700 alumnos) y se ha programado una visita al Punto Limpio municipal para los alumnos de 5º de primaria 

El Ayuntamiento de Soto del Real continúa realizando actuaciones que fomenten el reciclaje con el objetivo de reducir la cantidad de residuos que llegan a vertedero y acercarse al objetivo de  ”Residuo 0”. La concejalía de Sostenibilidad, consciente de la importancia pedagógica de este objetivo, ha puesto en marcha una campaña de educación ambiental en colegios en colaboración con Ecoembes y su proyecto “Piensa con los Pulmones”. 

Dicha campaña consiste en la realización de actividades en los tres colegios del municipio, que traten el proceso del reciclaje de los residuos urbanos para fomentar esta práctica y el uso del Punto Limpio municipal. 

“La educación ambiental desde la infancia es básica para cambiar el modelo de gestión de residuos del futuro, por eso apostamos por esta nueva iniciativa con ilusión, y queremos implicar a los escolares con material didáctico atractivo e interesantes obsequios,” apunta Javier Benayas, concejal de Sostenibilidad. 

El equipo de Natua, empresa especializada en acciones ambientales y juveniles, ha comenzado ya a realizar actividades de concienciación en las aulas de primaria (de 1º a 6º, con un total de 700 alumnos) y se ha programado una visita al punto limpio municipal para los alumnos de 5º de primaria en los próximos meses.

Se trata de animar a los escolares a reciclar mediante el uso de una “Ecotarjeta” que les sirva para acudir al Punto Limpio a depositar residuos que generen en sus hogares. Si cumplen las condiciones de la actividad llevando residuos al punto limpio, conseguirán puntos y  como recompensa por su esfuerzo un premio que esté relacionado con aspectos de la educación ambiental.

De esta manera se pretende reeducar a sus mayores y familiares en el proceso del reciclaje. Además, los niños pueden sentirse parte de un grupo común que colabora a favor del medio ambiente, ya que les permiten ser miembros del “Club ecológico de Soto del Real”  con sus tarjetas de socio.