Desde hace tres años, el Ayuntamiento ha impulsado medidas para fomentar el empadronamiento. Entre ellas destacan las subvenciones municipales para empadronados en cultura y deporte, como las clases de inglés gratuitas para menores de 16 años, o las de robótica y programación para niños de 3º a 6º de primaria, también gratuitas. Las tarifas de las piscinas, cubierta y de verano, o las de los campamentos, también son reducidas para empadronados.

Lo mismo ocurre con el sistema de transporte municipal ‘Soto + Cerca’, que permite a empadronados moverse por el municipio por 2€ o 2.5€, según la zona, en taxi subvencionado por el Ayuntamiento.

En cuanto a impuestos, los empadronados pueden beneficiarse de una bajada del 20% en la tasa de basuras si disponen de compostaje doméstico, y de un 50% de ahorro en el impuesto de licencias de obra en viviendas con eficiencia energética.

Esta subida de 600 empadronados nuevos supone directamente un aumento de ingresos del estado de más de 100.000€. Además, servirá para mejorar subvenciones que recibe el Ayuntamiento de las administraciones.

“Cada vez hay más gente que quiere vivir en nuestro municipio. La oferta de servicios e infraestructuras que estamos consiguiendo, junto al entorno natural en que vivimos, hace que la calidad de vida en Soto sea altísima,” apunta Juan Lobato, alcalde de Soto del Real.