Esta semana se ha presentado en Moralzarzal la Escuela de Carnicería Sierra de Guadarrama, un proyecto organizado por la empresa fresCo en colaboración con cuatro municipios serranos: Moralzarzal, BOCEMA (El Boalo, Cerceda y Mataelpino), Manzanares el Real y Soto del Real.
 
El objetivo es formar a jóvenes como profesionales del sector de la carnicería, oficio muy demandando en los comercios de la comarca y del que no hay suficiente oferta de trabajadores. La escuela arrancará el 5 de noviembre con un primer curso de auxiliar en carnicería y charcutería, de 140 horas de duración y en el que participarán cinco vecinos, de entre 16 y 36 años, de cada uno de los municipios. La formación incluye prácticas en empresas y opciones reales de incorporación inmediata en el mercado laboral del sector.
 
En la mesa de presentación de la Escuela se han explicado los beneficios de esta profesión y las condiciones laborales existentes. Han participado representantes de RRHH y otras áreas de empresas como freshCo, Supermecados Hiber, BM, Alcampo, Norteños y el Presidente de I.G.P. Carne de la Sierra de Guadarrama, que integra a productores y pequeños comerciantes de la comarca.
 
Además, acudieron alumnos y alumnas inscritos en la escuela para interesarse por la formación, el contenido y las prácticas en empresas. El curso está subvencionado en un 82 por ciento, de forma que los alumnos deberán pagar tan sólo 125 euros, frente a los 705 euros del coste total.
 
El representante de la IGP Sierra del Guadarrama ha recordado la dureza del trabajo pero lo gratificante que es el trato al público.
 
Otros representantes de las empresas participantes han incidido en la necesidad de perfiles profesionales formados y responsables. También han recordado la posibilidad que resulta del curso, para posibles carreras profesionales por cuenta propia, como emprendedores en la comarca.