Se cumplen ahora en febrero dos años desde que el Ayuntamiento de Soto del Real  solicitó la autorización para reparar el puente situado sobre el arroyo Mediano a la altura de la Cañada Real Segoviana. Para su restauración fue necesario el permiso del Área de Vías Pecuarias de la Comunidad de Madrid y de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Dos años de luchas, reuniones, recogida de firmas, visitas a Madrid y escritos para reconstruir el puente que se vino abajo por el paso de un camión.

Esta vía, que desde hace dos meses pertenece al Camino de Santiago, es el acceso a las fincas ganaderas, a varias viviendas situadas al lado de la Cañada Real Segoviana y al Refugio La Rodela, cuya gestión ha conseguido el Ayuntamiento hace un año y que ya se encuentra a pleno rendimiento de actividades y visitas.

El nuevo puente es mucho más amplio que el anterior y completamente seguro, con un acabado chapado en piedra que encaja perfectamente con el parque nacional y su entorno.

Según comenta el Alcalde Juan Lobato: “El esfuerzo empleado para obtener la autorización y construir el nuevo puente ha merecido la pena. Agradezco a todos los vecinos su apoyo y colaboración en esta causa”.