El sistema de recogida de poda puerta a puerta, actualmente en periodo de prueba, no está funcionando como se esperaba.

Durante los últimos meses se han cerrado progresivamente los vertederos ilegales existentes en el municipio por obligación de normativa europea y española sobre residuos. La propia Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ante la denuncia de vecinos, abrió un expediente al Ayuntamiento por la existencia de estos vertederos ilegales, que puede acabar en una grave sanción económica al municipio.

Con el cierre de los vertederos ilegales se puso en marcha un sistema de recogida de poda puerta a puerta a prueba durante 6 meses que pretendía facilitar la gestión de este residuo por parte de los vecinos. El Ayuntamiento está estudiando las casuísticas y complejidades del nuevo sistema.

Algunos de los problemas que se están detectando son:

Incapacidad de gestión rápida y eficaz por parte de la empresa de las casi 1000 solicitudes que ha recibido. El número de peticiones, sobre todo en las últimas semanas ha sobrepasado la capacidad de recogida que tiene la empresa.

– La gran cantidad de poda que se saca en una sola parcela y que llena por sí sola un camión.

Empresas de jardinería piratas que vierten residuos en distintas calles, sin avisar a la empresa de recogida.

Vertido de residuos de hojas sueltas esparcidos en el suelo, sin meter en bolsas o sacas, que dificulta la recogida y ensucia el entorno.

Vecinos que no dan aviso para la recogida o sacan las podas con mucha antelación al día indicado de recogida.

Cuando se cumplan los 6 meses del periodo de prueba al Ayuntamiento decidirá si continúa con este modelo o pone en marcha la opción B prevista que es la creación de un punto limpio, exclusivo para la gestión de podas que contenga una trituradora para reducir el residuo y transformarlo en leña y abono. Esta opción es más sencilla de gestionar y tiene la ventaja de ofrecer leña y astillas para los vecinos que lo deseen. Sin embargo, esta opción B elimina la recogida puerta puerta en cada domicilio.

Para la toma de esta decisión será vital la opinión que den los vecinos en la IV Pregunta Ciudadana, donde podrán evaluar toda la gestión municipal, incluida la gestión de residuos y podas.

El Alcalde ha reconocido que “el sistema no está funcionando como sería deseable y el Ayuntamiento tiene sin duda responsabilidad. En las próximas semanas o conseguimos que el sistema se enderece o tendremos que pasar a la opción B,” añade Lobato.

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente, Javier Benayas añade que “en el estudio de los tres últimos años se observó que de las 6500 toneladas de residuos totales que genera Soto al año, 3500 son podas, más de la mitad. En los últimos meses la aplicación del sistema de recogida puerta a puerta ha permitido controlar los vertidos piratas de otros municipios y reducir esta cantidad en unas 600 toneladas. Pero el nuevo sistema tiene importantes problemas que solo se pueden solucionar con una mayor implicación de empresa, ayuntamiento y vecinos.”