• Protección Civil Soto repartirá mascarillas entre los clientes de los comercios abiertos al público para limitar las posibilidades de contagio 
  • Recordamos a las personas vulnerables al virus, como los mayores, que por favor no salgan de casa, ni siquiera con mascarilla. Que nos pidan ayuda. Hay casi 200 voluntarios dispuestos a ayudarles.

El Ayuntamiento de Soto del Real refuerza la seguridad de los comercios repartiendo mascarillas a comerciantes y clientes. Esta semana comenzó el reparto de mascarillas en paradas de autobús para vecinos que acuden a trabajar en transporte público, como recomendó el Ministerio de Sanidad. A partir de hoy, damos un paso más en la protección y seguridad de los vecinos con el reparto de mascarillas en comercios abiertos al público durante el Estado de Alarma. 

El consistorio ha vuelto a contactar con los comercios para conocer sus necesidades y ha repartido material de protección a todos los que lo han solicitado para asegurar que los trabajadores atienden los negocios minorando la posibilidad de contagios. Además, a partir de hoy, Protección Civil Soto repartirá mascarillas entre los clientes de los comercios abiertos al público para disminuir aún más las posibilidades de contagio.  

En esta campaña de reparto de mascarillas está colaborando Yu Yu, una vecina del municipio de nacionalidad taiwanesa, que ha aportado material proveniente de su país para este fin. “Estamos muy agradecidos a los vecinos de Soto que siguen mostrando su solidaridad y compromiso con el municipio donando todo lo que está en su mano para luchar en esta crisis. Queremos recordar a las personas vulnerables al virus, como los mayores, que por favor no salgan de casa, ni siquiera con mascarilla. Que nos pidan ayuda. Tenemos casi 200 voluntarios y a Protección Civil para atender todas sus necesidades y evitar los contagios,” añade Noelia Barrado, concejala de Bienestar Social. 

El Ayuntamiento de Soto está en contacto permanente con los comerciantes locales para conocer su situación y necesidades desde el inicio de la crisis por Covid-19. Así, se instalaron hace dos semanas marcadores de distancia de seguridad en los comercios o se desinfectan a diario las zonas públicas (calles y aceras) de acceso de clientes a los locales comerciales.