Este año celebramos  el 20 aniversario de Yoga en nuestro municipio.   Numerosas personas han asistido a las clases descubriendo los grandes beneficios del Yoga en sus vidas que tanto a nivel físico como a nivel mental nos ofrece esta milenaria  disciplina.

Actualmente diez clases semanales para adultos y una de niños y se ofrecen en nuestra Casa de Cultura y  se distribuyen en diferentes horarios para cubrir la mayor demanda posible que existe en esta actividad que durante años siempre es una de las más solicitadas.

En estos actos de celebración, hemos pretendido llevar a la calle en diferentes lugares públicos el interés de los vecinos de este municipio por el Yoga y así mismo, acercar  la práctica a todos los que piensan que el Yoga es sólo para  las personas que son muy flexibles.   A través de las diferentes clases y lugares hemos abierto la práctica a todos los públicos, ya que este tipo de Yoga y nuestra enseñanza, está orientada a llevar el Yoga a  la vida de cualquier persona que nos otorgue su confianza  y se dé el tiempo y el espacio suficiente para que la magia del Yoga transforme su vida progresivamente.

Transitando  el anillo verde comenzamos las jornadas con un grupito de personas mayores que caminaron de principio a fin  e hicieron su práctica finalizándola con un refresco y un pequeño obsequio en la plaza.

Más tarde dos clases seguidas ofrecidas en el parque del  Río por Elena Rodriguez (niños)  fueron amenizadas por una quincena de niños que se iniciaban en esta práctica de una manera lúdica y a través de una historia que les llevaba al corazón de la India donde ellos eran los protagonistas con su práctica.

Como no, los papás no podían ser menos y la siguiente clase acompañaron a sus hijos  haciendo crecer el grupo a más de treinta personas entre las que nos seguía un bebe de tan solo un año que disfrutaba y reía en la velada.

Ofrecimos Recetas anti estrés  en la Casa de Cultura, muy bien aceptadas por un grupo de doce personas que sintieron la importancia de los cuidados personales en este área.

Yoga en el agua es una actividad que hemos comenzado este año y que también tuvimos la oportunidad de presentar con diez mujeres que participaron de sus beneficios.

La práctica estrella se desarrollo en la plaza de nuestro Municipio.  Una brillante mañana soleada más de veinte personas llenaron los espacios de la misma entre miradas del público que admiraba los movimientos gráciles de los participantes.

Pudimos practicar unas dieciséis personas también de Yoga en parejas, divertido, dinámico y fácil de sostener además de ser altamente eficaz para nuestro cuerpo y mente.  Algo que cada vez más podemos ver como necesidad en nuestra vida actual.

Y como no podía faltar un homenaje a la Paz, una meditación activa dirigida con una danza sufí, llevó a quince personas a practicar en el parque del Río una manifestación interior brindada a este gran Valor de vida, pues el Yoga es  una filosofía que nos lleva hacia la Paz interior y por supuesto hace una oda hacia la no violencia.

Todos los practicantes  de estas jornadas han aportado un poco más de luz a sus vidas, siendo conscientes de  que lo que hagamos por mejorar nuestra vida, se extiende a nuestros hogares y por ende a nuestro entorno.

Yo,  como profesora de Yoga  que soy, honro a la práctica, a mi maestro, a mis alumnos y especialmente a este Municipio de Soto del Real que apuesta por actividades que  mejoran la calidad de vida de sus habitantes y por lo tanto embellecen el alma de este bello y admirado pueblo.

Paloma López Mora

Profesora certificada de Yoga Iyengar

Club de Yoga Conecta-t

Junio 2017