Los ayuntamientos de Soto del Real, Guadalix de la Sierra, Manzanares El Real, El Boalo-Cerceda-Mataelpino, y Miraflores de la Sierra, se reunieron ayer con el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, para abordar diversos asuntos en materia de salud pública y seguridad de estos municipios durante los meses de verano.

Desde hace años, existe una gran coordinación entre los alcaldes de la zona norte para abordar los temas importantes que afectan a todos los vecinos. Hace diez días, los cinco alcaldes solicitaron en una carta conjunta una reunión con el Delegado de Gobierno en Madrid para solicitarle mayor presencia de Guardia Civil y de medidas de seguridad, debido al fuerte aumento de población que se ha producido en las últimas semanas, que supone un aumento del riesgo de posibles contagios y rebrotes de coronavirus y hace complicado el control del cumplimiento de las medidas de prevención sanitarias.

“Agradecemos al Delegado de Gobierno que nos citará personalmente tan rápido para tratar estos temas directamente con él. En la reunión nos informó del aumento de efectivos de Guardia Civil que va a haber en toda la Comunidad de Madrid, hasta 176 nuevos agentes, que repercute a nuestros municipios, y nos informaron de los dispositivos que tienen a disposición para coordinar con policías locales para controlar los problemas que supone este gran aumento de población en verano,” explica Juan Lobato, alcalde de Soto del Real. 

Los regidores han solicitado al delegado del Gobierno en Madrid un refuerzo de Guardia Civil creando, si fuera posible, una unidad especial durante los meses de verano. En este sentido, los alcaldes no han ocultado su preocupación por esta gran presión de visitantes sobre un entorno natural frágil y protegido como es el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama que puede sufrir un verano trágico de incendios forestales. Por ello, han solicitado vigilancia en puertos de montaña y zonas recreativas y de aparcamiento como medida de prevención para disuadir cualquier intento de incendio provocado.

El delegado del Gobierno en Madrid, se comprometió a estudiar todas estas medidas y propuestas presentadas para dar respuesta lo antes posible para intentar establecer un mayor control policial en la zona o una redistribución de efectivos que cumpla con sus propuestas con el fin de dar una solución eficaz a esta situación.